976 233 448 Contacto

Cepillo manual o eléctrico, ¿cuál es mejor?

Una de las cuestiones que más nos plantean nuestros pacientes cuando vienen a nuestra clínica en Zaragoza es si deben cepillarse los dientes con un cepillo manual o un cepillo eléctrico.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que ambos tipos de cepillos son eficaces si se utilizan de manera correcta y durante el tiempo necesario. Para ello, hay que frotar tanto la cara interna como la externa de los dientes, la superficie de masticación y la lengua, donde se acumulan gran cantidad de bacterias.

Además, el cepillado debería durar alrededor de 2 minutos, tiempo que la mayoría de los adultos no cumplen bien por las prisas o bien por simple desconocimiento. Tu dentista puede mostrarte cuál es la técnica de limpieza correcta, además de indicarte si necesitas utilizar algún tipo de medida de higiene adicional, como cepillos interdentales, seda dental… ¡así que no dudes en preguntarnos!

 

¿Cómo debe ser el cepillo manual?

A pesar de que la boca de cada paciente es un mundo y cada persona tiene unas necesidades concretas, la recomendación general es que se elijan cepillos manuales de dureza media.

Los cepillos demasiado duros pueden dañar las encías y los cepillos blandos no eliminan del todo bien los alimentos que quedan incrustados entre los dientes. Por ello, lo mejor es quedarnos con un término medio.

 

¿Cómo debe ser el cepillo eléctrico?

En el mercado actual existe una amplia variedad de cepillos eléctricos, de todas las formas, tamaños y colores. Dejando de lado la parte estética, a la hora de elegir un cepillo eléctrico la mejor opción son aquellos que realizan un movimiento oscilante-rotatorio, ya que eliminan de manera más eficaz los restos de comida y de placa bacteriana, especialmente en los lugares de más difícil acceso.

 

Entonces… ¿cepillo manual o eléctrico?

Si bien es cierto que, como hemos señalado antes, ambos tipos son eficaces si se utilizan correctamente, lo cierto es que el cepillo eléctrico guarda ciertas ventajas respecto al manual.

Se ha demostrado que, en el mismo lapso de tiempo, el cepillo eléctrico es capaz de eliminar más cantidad de placa bacteriana. Además, el cepillado es más cómodo, se completa en menos tiempo y no es necesario realizar tanta presión. Asimismo, los cepillos eléctricos permiten emplear cabezales más pequeños con los que se llega mejor a las zonas de las muelas.

No obstante, existen ciertos casos en los que se desaconseja la utilización del cepillo eléctrico. Para aquellas personas que tienen las encías dañadas, se han sometido recientemente a una intervención de cirugía oral o llevan ortodoncia fija, la mejor opción será el cepillo manual. En los dos primeros casos, evitaremos un daño mayor y, en el caso de los pacientes de ortodoncia, reduciremos las posibilidades de que se desprenda algún bracket.

 

Una correcta higiene dental es una medida preventiva fundamental para evitar problemas graves, como la enfermedad periodontal. Por ello, nuestra recomendación es que hables con tu dentista y le plantees todas las cuestiones que te surjan. Él o ella sabrá mejor que nadie cuáles son tus necesidades personales y cómo ayudarte a mantener tu boca en buen estado.

¡Nosotros siempre estaremos encantados de ayudarte! Por ello, nuestra recomendación es que nos plantees todas las dudas que te surjan, y en función de tus necesidades personales podremos ayudarte a mantener tu boca en buen estado de salud.