976 233 448
Contacto
Retracción de encías

Retracción de encías: ¿Qué es?

Algunas personas pueden observar cómo parte del tejido de la encía que recubre sus dientes retrocede dejando visible una parte de su raíz. A este debilitamiento se le conoce como retracción de encías o recesión gingival y supone, no solo un problema estético, sino también de salud.

 

Causas de la retracción de encías

Conocer las causas de la recesión gingival ayudará a aumentar la prevención y a reducir el riesgo de padecer este problema. Algunas de ellas son:

  • Las enfermedades periodontales son una de las principales causas y, si no se tratan a tiempo, pueden provocar retracción de encías y la pérdida de la pieza dental.
  • Tener una mala higiene dental suele ser uno de los principales motivos por los que aparecen problemas bucodentales. La acumulación de placa bacteriana, aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades periodontales que debiliten los tejidos de la encía.
  • Hábitos como el tabaco favorecen la acumulación bacteriana y, por tanto, la retracción gingival.
  • Un cepillado dental demasiado agresivo también puede dañar el tejido que rodea al diente y provocar su retroceso.

 

Síntomas de la retracción de encías

Para identificar a tiempo la retracción de encías es importante conocer todos sus síntomas:

  • El síntoma más perceptible es la pérdida del tejido de la encía y del hueso del diente.
  • Halitosis (mal aliento).
  • Inflamación, sangrado o enrojecimiento de las encías.
  • El aumento de la sensibilidad al frío y al calor, por tener la raíz “destapada”.
  • En algunos casos, la aparición de caries en las raíces de los dientes puede indicar retracción gingival.

Si presentas alguno de estos síntomas, te recomendamos que acudas lo antes posible a un odontólogo profesional.

 

Tratamiento para solucionar la retracción de encías

Aunque el tratamiento depende del grado en el que se encuentre la retracción gingival, generalmente se opta por realizar una cirugía de injertos de encía de forma mínimamente invasiva para cubrir la parte de la pieza dental que ha quedado descubierta.

Si la situación lo permite, es posible que mejorando los hábitos que causan la recesión de encías se estabilice o mejore el problema, aunque hay que entender que la encía no se regenera por sí sola.

 

Si identificas cualquier tipo de anomalía en los tejidos de tus encías y dientes, no dudes en consultar con nuestros odontólogos para que te ayuden a resolver el problema.

 

Llámanos
Whatsapp Clínica MAIP