976 233 448
Contacto
hombre señalando su boca

¿Cómo se trata el sangrado de encías?

El sangrado en las encías al cepillarnos es un problema muy común entre los pacientes que generalmente no siguen una correcta higiene dental. Normalmente es un signo de exceso de sarro o placa en la línea que une el diente y la encía.

Muchas personas presentan este problema, pero pocas se preocupan por ello. Aunque el sangrado de encías no siempre significa que padezcamos una enfermedad, sí podría derivar en una. Debemos hacer caso a todos los síntomas que presenta nuestra boca.

Las enfermedades periodontales suelen ser la causa más común del sangrado y el mal aliento, pero también pueden ser debido a otros problemas, por lo que no debemos dejar pasar la visita a nuestro dentista:

  • Gingivitis o inflamación de las encías.
  • Prótesis o aparatos de dientes mal puestos.
  • Uso incorrecto de sedas dentales.
  • Cambios hormonales, especialmente en el embarazo.
  • Déficit de vitaminas.
  • Cepillado brusco en los dientes.
  • Trastornos de coagulación.
  • Enfermedades crónicas como la diabetes.
  • Leucemia

Tratamientos para el sangrado de encías

Para solucionar el sangrado de encías, primero debemos identificar el origen de su causa.

Si se trata de una acumulación de sarro o una enfermedad periodontal, es prioritario realizar una limpieza dental profesional y mejorar nuestra higiene bucal diaria para eliminar la infección y posteriormente el sangrado.

En el caso de un uso incorrecto de los utensilios de higiene bucal o un uso agresivo del cepillo, el dentista nos dará instrucciones de cómo realizar una correcta higiene de nuestra boca:

–        Uso correcto del cepillo de dientes

A veces pensamos que, por cepillarnos con mucha fuerza, hacemos lo correcto en nuestra higiene bucal diaria. De esta manera, lo único que se consigue es empeorar el sangrado de las encías.

Si tu boca es más sensible y tiene tendencia a sangrar, escoge un cepillo de cerdas suaves y evitarás perjudicar a tus encías. Los cepillos eléctricos son también muy aconsejables porque eliminan mucho sarro.

Es necesario cepillarse con más suavidad en las zonas que sangren con mayor frecuencia y que el cepillado dure más de 3 minutos.

–        Uso de hilo dental

El uso del hilo dental es fundamental para completar la limpieza diaria de nuestros dientes, pero hay que usarlo sin lastimar las encías.

Puede ser de dos tipos: con o sin cera. Para unas encías sensibles, es preferible que escojas seda dental con cera, ya que es más suave y previene el daño en los tejidos de las encías.

Es importante deslizarlo con suavidad y no presionar el hilo directamente hacia la encía y sí hacia los dientes para poder arrastrar los restos de comida que puedan haber acumulados.

 

En definitiva, la mejor forma de tratar el sangrado de encías es previniéndolo. No lo normalices y no dejes de cepillarte y realizar una correcta higiene dental.

Si te sangran las encías y desconoces el motivo, contacta con nuestros dentistas para obtener tu diagnóstico y poner una solución a tu problema.

Llámanos
Whatsapp Clínica MAIP