976 233 448
Contacto
¿Qué hacer después de una extracción dental?

¿Qué hacer después de una extracción?

Hay ocasiones en las que, por diferentes motivos,  se debe  extraer un diente o una muela, siendo éste un tratamiento habitual. Aunque normalmente el postoperatorio suele cursar sin problemas, existen una serie de consideraciones y cuidados que pueden ayudar a tener un mejor postoperatorio:

  • Trata de tomártelo con calma las primeras 48 horas, evitando hacer deporte y ejercicios intensos, e intentando no apretar fuerte en esa zona.
  • Toma la pauta de medicación que te hemos prescrito, no tomes medicamentos que no te hayamos recetado.
  • Aprieta la gasa compresiva durante una hora después de la extracción, ya que ayuda a controlar el sangrado y a formar el primer coágulo. Un poco de sangrado puede ser normal. Si el sangrado es continuo tras la primera hora, coloca gasas humedecidas sobre la herida, apretando.
  • No te enjuagues la boca en todo el día, pues si te enjuagas puedes quitar el coágulo y volver a sangrar.
  • No fumes después de la extracción, pues el tabaco dificulta la cicatrización, y favorece el sangrado y la infección de la herida.
  • Espera hasta el día siguiente para cepillar la zona de la extracción, y cuando lo hagas, ve con cuidado y utiliza un cepillo suave. El resto de los dientes los puedes cepillar como lo haces habitualmente.
  • A partir del día siguiente, enjuágate con agua (o un antiséptico si te lo hemos prescrito) después de cada comida, para evitar que queden restos de comida en la herida que retrasarían y perjudicarían la cicatrización.
  • La sensación de anestesia en la boca puede durar varias horas. Ten cuidado de no morderte el labio, la lengua o las mejillas.
  • Durante el día de la extracción toma comida líquida o blanda, para ir gradualmente pasando a una dieta normal. Evita comer alimentos pequeños y duros que puedan meterse dentro de la herida, así como comidas muy sazonadas y bebidas alcohólicas. Procura que todo lo que comas sea frío o templado, pero no caliente, pues el calor hace que sangre la herida (sobre todo el primer día).

Si siguiendo todos estos consejos observas algún problema o signo diferente, llámanos para explicarnos qué te pasa y que podamos darte las instrucciones oportunas. ¡Contacta con nosotros!

Llámanos