976 233 448 Contacto
PIERCING EN LA BOCA: UNA MODA PELIGROSA

Piercing en la boca: una moda peligrosa

Actualmente los piercing son una forma de expresión personal y social, y uno de los lugares donde se colocan es en la cavidad oral: labios, lengua, mucosas, encías, mejillas. Sin embargo, no todo el mundo conoce que los piercing orales pueden ser una moda peligrosa ya que en la boca pueden causar problemas en las encías (desgarros, retracción y desgaste de las encías, inflamación, gingivitis, periodontitis), en los dientes (desgastes por roce continuo, fracturas), así como mal aliento, salivación excesiva, alteraciones de habla-masticación-deglución, o infecciones del piercing y los tejidos perforados.

En su colocación pueden producirse con frecuencia infecciones y hemorragias, incluso se han descrito lesiones nerviosas importantes en algún caso, por lo que hay que pensárselo bien y valorarlo antes de ponérselo.

Si eres portador de un piercing oral y tras leer este artículo decides continuar llevándolo, o si aún con todo decides colocarte un piercing en la boca, es importante que sepas que debes mantener la zona del piercing limpia, extremando las medidas de higiene bucodental diarias (cepillo y seda dental) y utilizando un colutorio con flúor después de cada cepillado. Ten cuidado con los movimientos del piercing al comer y al hablar, y quítatelo cuando hagas deporte (para evitar posibles desgarros). Vigila la aparición de cualquier signo de infección y acude a tu dentista ante la mínima duda. Así mismo, es importante revisar periódicamente el piercing y los tejidos adyacentes por un dentista.

Aunque puede parecer algo atractivo, como hemos visto, los piercing conllevan serios riesgos para la salud oral y para la salud en general, por lo que no son para nada recomendables. Pensamos que no son una buena opción, y que la moda y la estética no pueden comprometer la salud.

Llámanos