976 233 448
Contacto
limpieza dental

6 beneficios de una limpieza dental profesional

Una tartrectomía, también llamada “limpieza dental” o “limpieza de boca” en el dentista es un tratamiento dental cuyo objetivo es eliminar los restos de suciedad y de sarro depositados sobre los dientes. Se realiza con ultrasonidos y su realización tiene multitud de beneficios para la salud oral y general del paciente:

1.     Elimina la placa bacteriana y el sarro

La mayoría de las veces, mediante el cepillado diario no podemos acceder a todos los huecos que hay entre diente y diente. En los espacios interdentales se acumulan restos de comida y suciedad que forman la llamada placa bacteriana. Si no se elimina regularmente con las limpiezas dentales profesionales, esta capa se acaba endureciendo hasta formar sarro. El sarro es muy perjudicial para las encías, produciendo inflamación de las mismas (gingivitis) o del hueso que soporta el diente (periodontitis).

2.     Previene las caries

Cuando las superficies dentales presentan placa bacteriana, puede generarse la temida caries dental. Es la enfermedad bucodental más frecuente y también una de las más destructivas.

Una caries puede ir destruyendo el diente si no se trata a tiempo. Las limpiezas dentales y las revisiones odontológicas una o dos veces al año son fundamentales para hacer un seguimiento del estado de la boca que nos permita prevenir e identificar a tiempo cualquier patología.

3.     Protege de las enfermedades de encías

Mantener las encías sanas es fundamental para que la boca en su conjunto también lo esté. Una limpieza dental profesional al año evitará que se produzca sangrado durante el cepillado, que aparezcan puntos blancos en las encías, que cambien de color o se retraigan.

Es igual de importante acudir al dentista que cepillarse los dientes después de cada comida para que las encías se mantengan en buenas condiciones.

4.     Elimina el mal aliento

Hay quien se pregunta por qué sufre halitosis si cada día dedica tiempo a su higiene oral. La respuesta es simple: una limpieza dental profesional al año es imprescindible para que la boca esté debidamente aseada. Para acabar con el mal aliento hay que eliminar los restos de comida incrustados mediante una limpieza en consulta.

5.     Conserva los dientes más blancos

Retirar la placa bacteriana de la dentadura y la suciedad de cada diente permite eliminar las manchas del esmalte y destapar el blanco natural de los dientes. Muchas veces, los problemas de coloración dental tienen una solución más sencilla de lo que pensamos. De hecho, la higiene juega un gran papel.

6.     Supone un ahorro económico para el futuro

Como ya hemos comentado anteriormente, las limpiezas dentales son más que un tratamiento, una técnica preventiva. Una boca sana en el presente evitará que a futuro se produzcan problemas de salud más complejos que requieran una mayor inversión económica.

Llámanos
Whatsapp Clínica MAIP