976 233 448 Contacto

¿Qué pasta de dientes debo utilizar?

Muchas veces, los pacientes nos plantean esta pregunta, ya que con la amplia oferta de pastas de dientes existentes en el mercado, a veces es difícil saber cuál es la que debemos emplear.

Como norma general actualmente todas las pastas de dientes contienen la cantidad adecuada de flúor, componente muy eficaz en la prevención de la caries dental y protección del esmalte ante el ataque bacteriano. Los niños menores de 2 años deben utilizar una pasta de dientes con un menor nivel de flúor (500 ppm), mientras que entre los 2 y 6 años ya pueden emplear una pasta dental que contenga entre 1000-1450 ppm. A partir de los 6 años la cantidad de flúor ya se recomienda la misma cantidad de flúor que en los adultos (1450 ppm).

Existen pastas de dientes con componentes específicos para tratar patologías puntuales. La hipersensibilidad dentinaria se trata con pastas con alto contenido en fluoruro sódico y nitrato potásico. Otras pastas son específicas para tratar problemas de sangrado de las encías (gingivitis) y llevan en su composición triclosán, citrato de cinc, lactato de cinc, vitaminas y otros agentes antiplaca…

La clorhexidina también se incorpora en algunas pastas de dientes con el fin de actuar sobre la placa bacteriana o biofilm, ya que es un antimicrobiano muy potente. Debe utilizarse sólo bajo prescripción del dentista con tratamiento de un problema determinado, no se debe emplear como pasta de dientes habitual en pacientes que no la necesiten.

Las pastas de dientes blanqueadoras llevan incorporados agentes blanqueadores como el peróxido de carbamida y el bicarbonato sódico. Se emplean para mantener y prolongar el efecto blanqueador y prevenir la aparición de tinciones. Su eficacia es máxima si se emplean después de haber realizado un tratamiento de blanqueamiento dental profesional, para mantener y alargar los efectos del mismo, no siendo pastas que vayan a blanquear los dientes en exceso sólo por sí mismas.

Existen muchas pastas de dientes diferentes, unas con indicaciones particulares y otras que son las que debe usar la gente que no tiene ninguna patología ni problema dental especial. Hay un amplio abanico de sabores, texturas, consistencias y colores en las que al final cada usuario puede encontrar : desde pastas de dientes con sabor a chocolate, con sabores a frutas no habituales (albaricoque, melocotón), a pastas de canela, hinojo … ¡y hasta con sabor a curry!

También se está investigando la pasta de dientes que cambiar de color en función de la meteorología, aunque la palma se la lleva una compañía japonesa que comercializa sets de pastas de dientes de diferentes sabores, uno para cada día de la semana, o del mes.

Lo importante es utilizarla como ayuda para la prevención y tratamiento de los problemas bucodentales. ¡Hay un amplio abanico donde poder elegir!